Ideas de mujer sistémica que te ayudan a Superar la deuda

Ideas de mujer sistémica que te ayudan a Superar la deuda

Hoy quiero traerte las más efectivas Ideas de mujer sistémica que te ayudan a Superar la deuda

Pero antes, necesito que entiendas “el problema”, lo que te da la libertad y la sabiduría, para decidir trascenderlo.

El cerebro de un niño es un increíble procesador de estímulos, y día a día, necesita en su crecimiento refuerzos positivos para poder madurar de forma segura y sana, pero cuando esto no ocurre se generan incongruenciasvacíos y dificultad de trato.

El niño espera afectos, comunicación, y una interacción diaria con sus padres que será la base para, abrirse al mundo y si esto no ocurre de la mejor manera, tan solo aprenderán a generar murallas de excusas sólidas para protegerse emocionalmente de la carencia afectiva.

Todo niño que siente que NO PERTENCE Y QUE NO ES AMADO, sus estructuras de adulto estarán colmadas de creencias limitantes y específicamente sobre el tema de las deudas saltaran miles, pues sentirá que alguien le debe (la vida, sus padres) o que él debe y, el niño con cuerpo de hombre/mujer la expresa así:

“Pues no sé, pero justo cuando he reunido algo de dinero ocurre una emergencia…. y me vuelvo a quedar sin nada.

A mí me roban, no me pagan bien por mi trabajo, y que voy a hacer, si es lo único que tengo.

Desde que me divorcie, esa mujer / hombre, me quito todo, más nunca pude levantar cabeza.

A mí no me alcanza para ahorrar, eso es para los ricos que les sobra el dinero.

Por culpa del país me va mal, porque yo tenía muchos proyectos, pero el gobierno no me dejo avanzar.

Yo ya tenía todo para estar tranquilo, estaba esperando mi jubilación, pero algo paso y me quede sin nada, está muy fea la situación en el país.

A mis 50 años, no he tenido chance, no he podido, se me ha hecho difícil.

Cada vez que tengo dinero en la cuenta, es como si la necesidad por gastarlo fuera más fuerte y no me puedo controlar.

Es que desde que mis hermanos se apoderaron de todo lo que dejaron mis padres, a mí no me quedo nada para levantarme.

Mi padre jamás tuvo nada, ni nos dejó nada para arrancar, todo se le iba en apuestas y bebidas.

Yo soy ama de casa y no gano nada de dinero, porque no trabajo.

Yo nací con mala suerte para los negocios, a mí siempre me pasa algo… o me joden.

A mí nadie me ayuda, nadie me ha “prestado dinero” para montar mi negocio.

Estas expresiones son reales y han sido tomadas de las vivencias en clases de “Superando La Deuda desde lo Transpersonal.”

El niño está aprendiendo a construir su mundo y los referentes inmediatos son sus padres. Ya de adulto tiene la posibilidad de hacer elecciones diferentes. Y allí está la segunda clave del éxito: la decisión de “voy a tomar lo que me funciona y me aporta. Lo que ya no se adapta a mi realidad, con respeto decido transformarlo.”

Suena fácil… pero en la práctica el desafío es con estas creencias personales instaladas y solidificadas.

Es lo que trabajamos en el Curso
“Superando La Deuda: Honro Mis Compromisos”
vamos a la raíz para poder Superar La deuda Transpersonal. 

“No te debo, no me debes, somos libres.”

A veces, cuando le pedimos a alguien que nos hable de cómo su familia se manejó con el dinero, no dudan en explicarnos mil historias de novelas, el que lo tenía todo y lo perdió, el que fue estafado, el que fue pobre toda la vida, al fin son historias que llevan el sesgo personal de quien las cuenta y, el tema está es que tú te crees las historias sin cuestionar y de paso las asumes como TUYAS y empiezas a cargar lo que no te corresponde.

Pero también sucede que la idea de proyectar una alta carga afectiva en alguien relatándole lo que ha pasado, produce miedo, temes ser traicionado, no reconocido, o peor aún, ignorado.

Así vienen los atajos: el silencio, las excusas, no hacerse cargo, decir: “a mí me pasa igual”, y arrancas a contar tu historia. Los demás se encogen de hombros y titubean…

Te hago algunas preguntas para reflexionar:

  • ¿Te dijeron que con ser profesional tendrías garantizado tu cómodo y próspero futuro con dinero?
  • ¿Eres de los que piensan que, con créditos para todo, puedes tener todo lo que quieras?
  • ¿Piensas que pedir un préstamo sería una excelente decisión para salir de todas tus deudas?

Fíjate con detalle, te invito hacer un pequeño ejercicio reflexivo:

  • ¿Cuándo fue la última vez que te hiciste un chequeo médico y odontológico completo?
  • ¿Con qué frecuencia te dedicas un día completo para ti y tu descanso?
  • ¿Cuándo fue la última vez que dejaste de ser la prioridad de tu vida? ¿Y ahora quien es la prioridad?
  • ¿Cuáles clases, actividades, eventos dejaste de hacer en los últimos 10 meses por no tener los recursos para adquirirlos?
  • ¿Sabes cuánto es tu presupuesto mensual y cuáles son tus gastos?
  • Si ahora mismo te ofrecen invertir en ti, ¿qué dirías?

Todas estas preguntas básicas cotidianas, son ejercicios para reconocer si tu prioridad es la libertad o la esclavitud, el compromiso o la obligación, la pericia o la impericia, que se verán reflejadas en el manejo del dinero justo cuando lo haces desde la emoción y dejas a un lado la planificación, el orden y respeto que requiere la energía del dinero.

Si aún no has identificado el origen de un ciclo de deuda, acá te doy otras claves para que las relaciones a tu caso:
 

  • Falta de auto conocimiento
  • Exceso de obediencia (lealtades, mandatos familiares, en la pareja)
  • Sentirte insuficiente
  • Mentalidad de carencia permanente (no tengo, no puedo, no hay, no es para mí)
  • Sobre confianza al momento de contraer compromisos de dinero que te generan sobre giros por gastar más de lo que ganas
  • Dejar a la suerte o azar las decisiones dinerarias
  • Irrespetar la palabra dejando que la confianza se pierda en el compromiso
  • Gestionar los vacíos emocionales a través del dinero
  • Jugar al súper héroe o al Robin Hood solucionando problemas económicos ajenos
  • No saber diferenciar entre lo urgente, lo importante, lo necesario y el confort
  • Seguir modas y comportamientos de derroche
  • No poder proveerte a ti mismo

Esas entre otras tantas otras pistas que te voy a seguir trayendo para aterrizar y saber en dónde estás y a donde quieres llegar.

Antes de que me respondas te quiero mostrar algo más que tal vez no sabias. Es mi caso personal, lo que descubrí durante mi propio proceso de aprendizaje y evolución, de la mano de mi mentora Joselyn Quintero.

Gráficamente es muy revelador, y yo lo he denominado “La fórmula ecológica de sostenibilidad financiera” creada por la propia evolución humana.

?Nuestros antepasados (tatarabuelos, bisabuelos y abuelos) generaron memorias respecto al dinero, experimentaron trabajar mucho ganando poco, su herramienta de trabajo se basaba en la fuerza física. En lo emocional se jugaba mucho tener que obedecer y someterse para ganar el auto sustento, instalaron la programación del ahorro, eran súper cuidadosos de los recursos, respetaban el dinero y le daban su valor.

La lección que transcender: no saber crear diversidad en las fuentes de ingreso y por ende generar minina o nula inversión.

El mayor tesoro: generar ingreso, ahorrar, ser autosustentables, respetar a la naturaleza, confiar en la Divinidad.

?Las generaciones siguientes (nuestros padres y nosotros) aprendimos a generar nuevos ingresos, incorporando la profesión como un estatus de solvencia económica, desarrollamos tecnologías para facilitar el trabajo en la era industrial, superamos los ingresos de mera supervivencia y empezamos a recibir ingresos más gruesos y diversificados.

La lección que transcender: aprender a manejar las emociones con el dinero, definir y controlar los gastos, GESTIONAR bajo planificación y presupuesto, tener visión futura para la inversión.

El mayor tesoro: lograron incorporar diversidad en la forma de generar ingreso, incorporaron los estudios y la preparación.

?La generación actual y futura, nuestros hijos, sobrinos y la generación de relevo ya tienen muchas memorias y aprendizajes naturales con la era digital, son menos estructurados, retoman la visión de ecológica de sus ancestros, se apuntan al desarrollo de las habilidades blandas, se perfilan más por el desarrollo de sus talentos y habilidades.

La lección por transcender: medición del riesgo, valoración del tiempo, disciplina y constancia, generar ahorro.

El mayor tesoro: traen la visión de diversificar los ahorros a través de la inversión.

“El valor de la confianza nos permite asumir riesgos y adentrarnos en territorios inexplorados.” Rafael Echeverría

Entonces la premisa es aprender a generar diversas fuentes de ingresos que te permitan cubrir tus necesidades básicas y reales de manera sostenida y a su vez incentive el hábito de ahorro de forma natural y consciente. 

Si ya estas acá es porque has comprendido que la deuda es una energía, que tiene memorias de dolor, sufrimiento, sumisión, esclavitud, obediencia, carencia, cuando la misma se manifiesta en tu plano físico, en lo cotidiano, es porque la has tomado para sustituir temas personales y como distorsionar conflictos internos basados en dos grandes movimientos sistémicos: DESEO DE PERTENECER y DE SENTIRTE AMADO.

¡Pero antes quiero aclararte que no estoy acá para afirmar que la deuda es algo malo, NO!

La deuda se compone de compromisos que se pueden tomar, que son útiles y necesarios cuando se está realizando con Conocimiento y Consciencia.

Tomas un compromiso si tienes la seguridad de que puedes cumplir, tiene un fin especifico, que ha sido producto de una decisión financiera y estas en condiciones de manejar bien los intereses.

Pero te generaste deudas una y otra vez porque está de moda, por comprar lo que no necesitas, por tirar lo que si servía, por no cuidar, por irrespetar el dinero, por derroche, etc.

En el segundo caso, serás abrazado por lo que hoy estas viviendo, seguirás esclavo del dinero, de las deudas, de la densidad que representa sentirte entre la espada y la pared.

Ahora te pregunto:

  • ¿Te gustaría empezar a ver el orden en tus finanzas y salir de deudas?
  • Te gustaría sentirte en paz, ligero@, ¿sin angustias ni estrés para empezar a sostener tus finanzas de manera armoniosa?

Para ello debes empezar a generar confianza en ti y en tu entorno, impulsar acciones conscientes para honrar compromisos.

Tu psiquis no sabe si la felicidad se la dio el “premio” que has creído que era el consumo de bienes y servicios, o si es un estado natural de tu ser asociado al sentirte bien.

Necesitas generar un movimiento interno, biológico y conector que te haga sentir vivo para disfrutar la vida.

Ya de adultos nos encontramos con casos de personas que viven en una eterna frustración, porque compran y compran, gastan y gastan, y la inconformidad con la vida que llevan sigue igual, se encuentran sin un propósito claro, viven en ansiedad y estrés, están desesperados por salir de allí, pero no saben cómo parar porque es adictivo.

Lo único que se requiere son Ideas de mujer sistémica, y un movimiento disruptivo basado en una decisión, en un darse cuenta, en decir BASTA, en cansarse de uno mismo en ese estado lamentable.

El registro que tienes en la memoria es: me siento bien me compro tal cosa, me siento mal también me compro tal cosa, arranca el proceso de llenar vacíos emocionales a través del dinero.

¿Y porque con dinero?

Ideas de mujer sistémica que te ayudan a Superar la deuda
Ideas de mujer sistémica que te ayudan a Superar la deuda
“El dinero es la energía que se mueve el mundo, decide qué impacto tendrá en TÚ mundo”

Sabes que has crecido y madurado con muchos vacíos a causa de ese tipo de educación y de esas carencias afectivas.

Sin embargo, es tiempo de cortar el vínculo con el sufrimiento de ayer, para sanar las heridas en el presente Y VIVIR LA VIDA QUE SI QUIERES.

Hablamos?

Carmen Herrera

+1 (321) 946-3751

Telegram

@CarmenHerrera

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Pin It on Pinterest

Share This
Ir arriba